Type Here to Get Search Results !

Candidato de Morena en Puebla promete "Cero Tolerancia a la Corrupción" en su administración


 Política

Para combatir la corrupción en la administración pública, el candidato de Morena a la gubernatura, Alejandro Armenta, aseguró que no repatriará cargos como pago de favores ni impondrá a personas que no cuenten con el perfil idóneo para ejercerlos.

En conferencia de prensa este lunes, el abanderado de la coalición “Sigamos Haciendo Historia” presentó los 10 compromisos que seguirá para combatir las prácticas de corrupción y garantizar transparencia en caso de llegar al Gobierno del Estado.

Afirmó que seguirá una estrategia puntual denominada “Cero Tolerancia a la Corrupción y Erradicación de los Privilegios”, a fin de garantizar la profesionalización de los servidores públicos y no efectuar nombramientos sin experiencia o para cumplir favores políticos.

“Cuando alguien se acerca y me dice: Armenta, mi perfil es para la SEP, lo primero que hago es apuntarlo para que no vaya a la SEP (…) lo que tenemos que hacer es escuchar a los poblanos, ganarnos su confianza y entender que Morena no es de cargos, es de encargos”, expresó.

Además de brindar capacitación permanente a los servidores públicos, agregó que los sensibilizarán para que sean gestores eficientes bajo las prácticas de la transparencia en todo el proceso administrativo.

También fortalecerán los mecanismos que le permitan a los ciudadanos realizar de forma expedita y documentada denuncias sobre actos de corrupción para que sean investigadas; así como socializar la cultura de la transparencia.

Otro de los pasos a seguir es utilizar las plataformas digitales, tecnología en la nube, geolocalización y la información en tiempo real para establecer una gobernanza abierta, respetando los datos personales.

En otro tema, Armenta Mier se comprometió a revisar las concesiones y “contratos leoninos” que se firmaron durante la gestión de Eduardo Rivera cuando fue alcalde del Ayuntamiento de Puebla, entre estos, el servicio de parquímetros.

Fuente: Contra Réplica

AUDI