Type Here to Get Search Results !

Hospital del Niño Poblano garantiza continuidad en tratamientos oncológicos


 Local

Los tratamientos oncológicos en el Hospital del Niño Poblano no se suspendieron, a pesar de que en la última semana hubo atrasos en el suministro de tres medicamentos, informó el director general del nosocomio, Sergio Jiménez Céspedes, quien afirmó que la empresa responsable de proveer los fármacos se ha comprometido a evitar nuevos problemas de desabasto.

En conferencia de prensa, el director del hospital aceptó que en los últimos días hubo desabasto de citarabina, vincristina y metrotexato; no obstante, esto no se tradujo en la suspensión de tratamientos para los 200 menores que reciben atención actualmente, dado que cada uno recibe sesiones de quimioterapia con periodicidad distinta, conforme a la etapa de la enfermedad en la que se encuentran.

Agregó que la firma proveedora, Pharmapycsa, ya había tenido retrasos anteriores en la entrega de los medicamentos, aunque estos no habían sido tan prolongados como el último, motivo por el que la dirección del hospital generó un convenio para comprometerla a evitar nuevos desabastos y a contar con lotes de reserva ante cualquier eventualidad.

“Hemos firmado el convenio con ellos y no podemos tolerar más falta de medicamentos, lo que sí puedo asegurarles es que el medicamento va a tener un abasto regular”, señaló luego de que ayer algunos padres de familia acusaron la suspensión de tratamientos por falta de fármacos.

La mayoría de pacientes padecen leucemia

De los 200 niños y niñas atendidos en el HNP, el 30 por ciento padecen leucemia, siendo éste el tipo de cáncer más atendido, seguido de los linfomas, principalmente tumores cerebrales, hepáticos, renales y óseos, indicó el jefe de oncología del nosocomio, Miguel Ángel Garrido Hernández.

Precisó que la necesidad de quimioterapias varía dependiendo del tipo de cáncer y la etapa en que se encuentre el mismo, aunque en el caso de la leucemia, que es la más predominante, los pacientes tienen un periodo de inducción durante seis semanas, en las que reciben dos o tres sesiones en cada una.

Garrido expresó que la probabilidad de recuperación de los pacientes es mayor cuando el cáncer se detecta a etapas tempranas y se comienza el tratamiento de forma oportuna, motivo por el que la intención es evitar que haya atrasos o afectaciones en el otorgamiento de las quimioterapias.

Fuente: El Sol de Puebla

AUDI